ginecologo_joana_larreategi_ivf_donostia.jpgPor la Dra. Joana Larreategui

El Cáncer de Cuello de Útero (CCU) es el 3.er cáncer más frecuente entre las mujeres. ¿Sabías que se puede reducir en un 70-80 % su incidencia gracias a la prevención?

En las dos últimas décadas, muchos estudios han apoyado la idea de que el virus del papiloma humano (VPH) es la causa de la práctica totalidad de casos de Cáncer de Cuello de Útero. El 70 % proviene de los tipos 16 y 18 y el 25-35 % restante de otros tipos de VPH, todos éstos denominado tipos de VPH de alto riesgo oncogénico, es decir, alto riesgo de producir la aparición de cáncer.

Son múltiples los estudios llevados a cabo en el mundo que han demostrado la eficacia en el cribado o programa de prevención de Cáncer de Cuello de Útero mediante revisiones ginecológicas y citologías periódicas, estimando una reducción tanto en la incidencia como en la mortalidad del 80 % en los países en los que se ha aplicado de forma adecuada y con cobertura suficiente (superior al 70% de la población).

Sin embargo, los esfuerzos realizados no son suficientes ya que cada año se siguen diagnosticando unos 2511 casos nuevos de CCU y se producen unas 848 muertes por esta causa.

De las mujeres residentes en España mayores de 18 años, el 92 % son sexualmente activas y el 65 % se hallan entre los 25-65 años de edad; de ellas sólo el 46,1% acuden a realizarse una citología cervical cada 3 años. Se estima que de la totalidad de mujeres sexualmente activas, el 14.3% presenta una infección detectable por VPH (12.2% entre 25-65 años) y un 3.3% una citología anormal.

En el País Vasco más del 60% de los CCU afectan a mujeres que no se han realizado un control previo o mujeres que no han seguido los programas de prevención de forma adecuada.

Esta situación nos hace conscientes del gran reto que tenemos los profesionales del ámbito de la ginecología en la prevención de este cáncer y la sensibilización sobre la importancia de la medicina preventiva en cuanto a la salud de la mujer se refiere.

¿Con qué edad aparece el VPH y es recomendable hacer el cribado?

La aparición de casos de infección por VPH es alta a los 25 años, siendo extremadamente baja por debajo de esa edad. En estas edades el estudio ginecológico detecta un elevado número de casos con infecciones pasajeras que se traduce en un sobrediagnóstico y sobretratamiento. Sin embargo, a partir de los 30 años existe un mayor riesgo de desarrollar una infección persistente y un aumento del riesgo de aparición de lesiones precursoras y CCU.

Es importante destacar que para posibles lesiones o aparición de CCU es necesario que el virus persista en el tiempo y, actualmente el 90 % de las infecciones por VPH son transitorias.

Con estos datos, la edad recomendada para el inicio del cribado son los 25 años independientemente de la actividad sexual previa. El proceso consiste en realizar una citología cada 3 años hasta los 30 años, edad en la que se comienza con la detección del VPH cada 5 años.

Gracias a la adecuada realización de esta prueba se ha demostrado mayor sensibilidad para la detección de lesiones precancerosas de alto grado en comparación con la citología.

tabla_cribado_cancer_cuello_utero.png

*CO-TEST = citología + prueba VPG


CONCLUSIÓN

Como conclusión decir que el diagnóstico precoz realizado de forma adecuada permite detectar lesiones premalignas y, por tanto, prevenir el desarrollo de un cáncer invasor, o bien, diagnosticar lesiones malignas en estadio inicial cuyo tratamiento implica una mejora en la supervivencia.

Ginecología y Obstetricia, cáncer cuello de útero, medicina preventiva

Noticias recientes