Lo último para detectar posibles anomalías cromosómicas del bebé y su sexo de manera no invasiva, es decir, sin riesgo.

Una de las consecuencias más destacables de los embarazos en edad avanzada es el incremento de posibles anomalías en el bebé que se está gestando. Cuanto mayor es la edad de los padres, mayor es la probabilidad de que aparezcan enfermedades u otras complicaciones que afectan directamente al bebé.

Tal y como hemos comentado con anterioridad, durante los últimos años hemos presenciado un incremento en la edad de las mujeres que deciden ser madres y, por esa razón, cada vez son más las parejas que deciden optar por un test prenatal para asegurar que el bebé que esperan está creciendo sin ningún tipo de enfermedad o complicación.

Debido a la evolución de los test en general, a lo que suma el incremento de la demanda, la variedad de test prenatales ha ido creciendo durante los últimos años, con la aparición de test cada vez más precisos, que aportan más información y donde el riesgo para el bebé y la mujer han disminuido significativamente. Es el caso del Test Panorama.

Mediante una simple extracción de sangre, el test prenatal no invasivo (NIPT) Panorama posibilita detectar determinadas anomalías cromosómicas fetales frecuentes, como el síndrome de Down. Asimismo, es el único NIPT que puede detectar la triploidía, una anormalidad cromosómica que puede provocar graves complicaciones en el embarazo que consiste en la aparición de fetos con malformaciones incompatibles con la vida. Este test no comporta ningún riesgo ni para el bebé ni para la madre.

Uno de los principales beneficios del test Panorama es que se puede realizar en la semana 9 de embarazo, a diferencia de la mayoría de test que se realizan a partir de las semana 10-11. El segundo beneficio y es que su metodología incrementa notablemente la fiabilidad de los resultados y hace que disminuya el número de falsos positivos (es el test que presenta la tasa más baja de falsos positivos). Esto es debido a que, durante el embarazo, parte del ADN del bebé se transfiere al flujo sanguíneo de la madre, por lo que mediante esta extracción el test puede seleccionar el ADN del bebé y realizar de esta manera, las predicciones pertinentes. A diferencia de otros NIPT, Panorama posibilita distinguir el ADN del bebé del de la madre, aumentando de forma significativa la precisión del método. Los resultados del test Panorama también aportan información sobre el sexo del bebé de manera precisa, aunque esta información sólo se comunica con previo consentimiento de la pareja o mujer que está embarazada.

El test Panorama mide los resultados en 3 niveles.

  • El resultado de bajo riesgo, que indica que es improbable que el bebé esté afectado por uno de los trastornos previamente mencionados.
  • Resultado de alto riesgo, que significa que existe una un mayor riesgo para que el bebé sufra algunos de esos trastornos.
  • La ausencia de resultado que se produce en un reducido porcentaje de casos y se solicita una segunda muestra de sangre.

Panorama está indicado para las mujeres embarazadas que estén interesadas en conocer si su bebé presenta riesgos de algún problema cromosómico. 

embarazo, feto, ivf donostia, mujer, niña, niño, Noticias, panorama, Destacadas, seguimiento, test prenatal

Noticias recientes