Más información y más fiabilidad. Estos son los dos principales beneficios que nos aporta TPNI, el test prenatal no invasivo del laboratorio de genética reproductiva IGLS que hemos incorporado recientemente a nuestra unidad.

Mediante la realización de un simple análisis de sangre a la madre a partir de la semana 10 de gestación, pueden detectarse restos de material genético fetal que pasan al torrente sanguíneo materno a través de la placenta. Mediante secuenciación masiva de este material, se puede prever la posibilidad de que el futuro bebé padezca alguna alteración cromosómica.

TPNI_test-prenatal

Este test permite:

  • Analizar las 22 parejas de cromosomas autosómicos y los cromosomas sexuales. Con ello es posible detectar el síndrome de Down, de Patau y de Edwards, las principales trisomías, con una sensibilidad y especificidad superiores al 98 y 99% respectivamente.
  • Conocer el sexo fetal y detectar las aneuploidías en los cromosomas sexuales.
  • Descartar, con alta especificidad y sensibilidad, algunos síndromes por microdeleciones: síndrome de Angelman, de Prader-Willi, Cri du Chat, Wolf-Hirschhorn, Jacobsen, Langer-Giedion, Di George, Phelan-McDermid, deleción 1p36 y deleción 16p11 2.2-p12.2.

 

Esta nueva incorporación es un ejemplo más de nuestra apuesta continua por la mejora. Una apuesta que llevamos a cabo gracias a laboratorios como el de IGLS que, gracias a sus investigaciones en Genética avanzada, nos facilitan pruebas para que cada día podamos dar diagnósticos más precisos y precoces en el embarazo.

Photo by Ignacio Campo on Unsplash


 

¿Quieres información sobre el TPNI? Rellena el formulario a continuación para que podamos contactar contigo.

 

embarazo, test prenatal, IGLS

Noticias recientes