Tratar los miomas por radiofrecuencia

miomas uterinos_ivfdonostia

Hace 1 año publicamos un artículo sobre la ablación de miomas por radiofrecuencia como la técnica mínimamente invasiva pionera para tratar los miomas uterinos. Actualmente la técnica sigue evolucionando y hemos querido continuar nuestra formación en este campo acudiendo a Sevilla por segunda vez para aprender los nuevos avances de la mano de la Dra. Victoria Rey, la especialista en ginecología que más experiencia tiene en esta técnica.

Emplear la radiofrecuencia no es una técnica nueva, ya se ha venido utilizando desde la década de 1990 de forma exitosa para el tratamiento de lesiones en el hígado, nódulos tiroideos y tumores óseos, entre otras indicaciones.

La Dra. Estefanía Rodríguez pionera en tratar miomas uterinos por  radiofrecuencia en Euskadi

En el caso de los miomas uterinos, la técnica surge de la necesidad de buscar alternativas a la cirugía para tratar a las mujeres con este problema. Hasta hace poco, a muchas pacientes sólo se les ofrecía la cirugía para la extirpación del mioma o del útero para tratar los síntomas que pueden generar los miomas uterinos: sangrados, dolor abdominal, alteraciones en la micción, molestias pélvicas o dificultad para conseguir embarazo. En estos casos, las mujeres asumían los riesgos comunes derivados de la anestesia y la intervención. En el caso de la radiofrecuencia, las complicaciones de la técnica se reducen a posibles lesiones derivadas del calor aplicado a los tejidos, o reacciones febriles en el caso de tratar miomas de gran volumen.

Actualmente, gracias a la radiofrecuencia, mujeres en esta situación y en nuestro caso particular, con deseo de embarazo, pueden evitar la cirugía y sus consecuencias realizando esta técnica ambulatoria y poco invasiva con muy buenos resultados.

Descárgate el Ebook "12 razones que pueden afectar en la búsqueda del embarazo"

Cabe destacar que a medida que avanza la edad de la mujer es más probable que se detecte la presencia de miomas uterinos. Este hecho en relación con el retraso de la edad del primer embarazo hace que sea más importante el tratamiento de los miomas en mujeres con deseo gestacional.

1810 IVF_101b

Origen y técnica para tratar los miomas uterinos por radiofrecuencia

La radiofrecuencia se basa en la aplicación de ondas electromagnéticas dentro del mioma. Estas ondas producen calor, por encima de 65ºC de temperatura, y provoca la necrosis coagulativa de las células que forman el mioma. Las células que se necrosan mueren de forma irreversible y son reabsorbidas por el organismo hasta desaparecer.

El objetivo de realizar el tratamiento es doble: por un lado, disminuimos el tamaño de los miomas, en algunos casos hasta desaparecer; por otro, conseguimos la mejora o desaparición de los síntomas que pueda provocar.

La ablación mediante radiofrecuencia puede realizarse en prácticamente todos los miomas, si bien su indicación más adecuada es en los menores de 6 cm, cuya localización los haga inaccesibles a la cirugía. Además de las mujeres jóvenes, en las que los miomas impiden o afectan la implantación, también se benefician especialmente aquellas con gran sangrado causado por miomas que requieren histerectomía, sobre todo en mayores de 45 años.

La técnica se realiza en quirófano utilizando una sedación y de forma ambulatoria. La paciente ingresa antes de realizar el tratamiento y suele permanecer entre 2 y 3 horas ingresada. Previo al procedimiento se realiza un tratamiento antibiótico para prevenir infecciones y asepsia del campo quirúrgico.

Primero se introduce una aguja de biopsia para poder realizar un análisis anatomopatológico del tejido del mioma y ofrecer la mayor seguridad a las pacientes de que estamos tratando un mioma benigno.

Después se introduce el electrodo de radiofrecuencia de 35 mm, y 17 gauges de grosor conectado al generador y guiados continuamente por ecografía se inicia el procedimiento. Consiste en producir pequeñas áreas de lesión de 1 cm3 en el máximo volumen posible, lo ideal es que se alcance el 90% de volumen de ablación. La duración media del procedimiento es de 17 minutos, pero puede variar de 10 a 40 minutos dependiendo del volumen del mioma y del número de miomas a tratar.

Se han realizado cambios en la técnica en los últimos años, el objetivo ha sido poder abarcar una mayor superficie del mioma con la radiofrecuencia, y de esta forma aumentar la reducción del volumen.

Los resultados del tratamiento

Recientemente, la Dra. Victoria Rey, pionera en la aplicación de esta técnica, ha publicado un estudio en la revista Journal of Laparoendoscopic & Advanced Surgical Techniques. Se recogen los datos de 205 mujeres con sangrados abundantes a las que se les realizó ablación de miomas por radiofrecuencia por vía vaginal entre septiembre de 2015 y febrero de 2017. Se realizó un seguimiento de la evolución de las pacientes, del volumen de los miomas y de la mejora de los síntomas previos.

El 100 % de las mujeres vio resuelto su problema de sangrados a los 3 meses, manteniéndose a los 12 meses del seguimiento. Todos los miomas tratados redujeron su volumen. A los 6 meses de la radiofrecuencia, la media de volumen reducido es de un 51 % y de un 60% a los 12 meses, pero si sólo nos fijamos en los miomas de < 39 cm3 de volumen, la media de reducción fue 81%.

Además, el 65 % de los miomas menores de 3 cm desaparecieron por completo a los 3 meses. Por último, el 48 % de las mujeres que estaban buscando un embarazo consiguieron un embarazo evolutivo. Muchas de ellas ya han dado a luz un niño sano a término y sin complicaciones en la gestación.

Se está realizando un seguimiento posterior de estas pacientes y a los 2 años la reducción del volumen se mantiene.

 IMG: Salud180

Nuevo llamado a la acción

Noticias recientes

Categorías

Ver todo