Por Elisa Pérez

El Método ROPA o Maternidad Compartida es la mejor opción para las parejas de mujeres que quieren participar en el proceso reproductivo de su futuro bebé. 


Hasta hace unos años la Reproducción Asistida no contemplaba tratamientos que pudieran dar respuesta a las necesidades que planteaba una sociedad evolucionada. Si antes se entendía la concepción como algo exclusivo de una relación entre un hombre y una mujer, hoy nos encontramos con nuevos modelos de familia, modelos que también desean y sueñan ser madres o padres y crear su propio proyecto de vida.

En Reproducción Asistida, actualmente existe la forma de garantizar que dos mujeres participen activamente en el proceso reproductivo para conseguir el embarazo, y se llama el método ROPA (Recepción de Ovocitos de la Pareja), también conocido como Maternidad Compartida. La principal característica de esta técnica es que el tratamiento de reproducción asistida es compartido: una se somete a la estimulación ovárica para aportar los ovocitos y su pareja recibe el embrión y será la que gestará el embarazo y dará a luz.

Esta técnica deriva, en cierto modo, de una donación de óvulos de una mujer a otra, técnica que en España debe hacerse de forma anónima. Sin embargo, no sólo la Reproducción Asistida ha dado respuesta a una demanda cada vez más creciente. Desde un punto de vista legal también se ha evolucionado en este aspecto, permitiendo gracias a una excepción, que la Ley de la Reproducción Asistida 14/2006 reconozca, específicamente, que ambas madres son progenitoras del niño nacido por este método.

¿Cómo es el proceso del tratamiento?

El proceso comienza con una estimulación ovárica para la madre donante. Tras unos 10-12 días de estimulación, se realiza la punción ovárica para extraer los ovocitos, que se fecundan en laboratorio con semen de donante para generar, así, los embriones. En este caso, el donante de semen siempre será anónimo, es decir, sus datos personales serán totalmente confidenciales.

Al cabo de 5 días de desarrollo embrionario, estadio de blastocisto, se realiza la transferencia del mejor embrión al útero de la madre receptora. Para favorecer la implantación del embrión se prepara el endometrio de la mujer mediante estrógenos y progesterona. De este modo, ambas mujeres son partícipes de éste momento tan especial de gestación y embarazo.

El método ROPA es una opción cada vez más recurrida para estas mujeres y un ejemplo de cómo tanto la ciencia como la legislación pueden evolucionar para dar respuesta a las nuevas cuestiones que plantea nuestro entorno. 

 

IMG: Photo by Sam Manns on Unsplash

metodo ROPA, pareja mujeres, homosexualidad

Noticias recientes